¡Atención! Este sitio usa cookies para facilitar su navegación.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

48 Beneficios de practicar yoga y algunos conceptos básicos para una alimentación inteligente

09 Abril

Concentración -  Equilibrio - Fluidez - Flexibilidad - Fuerza - Firmeza - Suavidad - Sensibilidad - Relajación - Lucidez - Endorfinas - Oxigenación - Limpieza - Conexión - Descanso - Recarga - Serenidad - Claridad - Constancia - Disciplina - Salud - Bienestar - Tono Muscular - Ligereza - Resistencia - Reajusta, Reestructura - Libertad - Apertura - Alarga - Estira - Refuerza - Incrementa la Eficiencia Corporal - Rejuvenece - Refina la Atención - Alivia - Amplifica - Mejora la Movilidad - Perseverancia - Conciencia Corporal - Ecuanimidad - Confianza - Presencia - Alimento Espiritual - Autoconocimiento - Autoaceptación - Descubre Nuestro Potencial Latente - Interiorización de la Conciencia.

¿Qué ganamos al practicar yoga? Según mi experiencia personal encontré 48...

 

 

  • CONCENTRACION: Desarrollamos nuestra capacidad de fijar la atención, a enfocarnos bien donde queremos, dejando a un lado las distracciones.

  • EQUILIBRIO: Yoga desarrolla y trabaja los dos hemisferios cerebrales. El hemisferio izquierdo rige el lado derecho del cuerpo y el hemisferio derecho rige el lado izquierdo. Muchas posturas trabajan cada lado del cuerpo por separado con lo que se estimula cada hemisferio cada vez, por ejemplo la postura de Vriksasana.

    La concentración también nos da equilibrio, de hecho en las posturas de equilibrio fijamos la mirada en un punto concreto y esto nos ayuda.

  • FLUIDEZ: Nos hacemos muy conscientes de nuestra respiración y la dejamos fluir espontánea, observando el aire tal y como entra, tal y como sale. Nos movemos al ritmo de nuestra respiración y eso nos da fluidez. Cultivamos la no resistencia. Saber fluir tanto en las posturas como en la vida es una actitud muy importante, ya que lo opuesto que es la resistencia es lo que nos hace sufrir, nos produce dolor.

  • FLEXIBILIDAD: Trabajamos todos los músculos del cuerpo, desde los grandes y más evidentes, hasta los más pequeñitos y no tan evidentes, las articulaciones y todos los órganos y meridianos del cuerpo, incluido el hígado que está muy relacionado con esto. Con el tiempo adquirimos flexibilidad física y también mental. Esto mejora nuestra vida y realizamos con más facilidad las tareas diarias. Se traduce también en más tolerancia, indispensable para la vida social y la convivencia.

  • FUERZA: Física y mental. El trabajo muscular equilibrado y continuo aumenta nuestra fuerza física. El enfoque dirigido hacia lo más conveniente para cada uno nos da fuerza mental. El yoga es vigorizante.

  • FIRMEZA: Cuando tienes fuerza y concentración, desarrollas firmeza. Quiere decir que somos menos susceptibles a la dispersión. Desarrollamos claridad en nuestros objetivos y no nos dejamos llevar por distracciones ajenas a esos objetivos.

  • SUAVIDAD: Buscamos en todas las posturas un equilibrio entre firmeza y suavidad, poniendo la intención en abrir y relajar, en vez de tensar y cerrar. Trabajamos y desarrollamos suavidad y sensibilidad, siguiendo el principio de Ahimsa, la no violencia, con nuestro cuerpo ni con nuestros pensamientos hacia nosotros o hacia los demás.

    Suave no significa blando, está más relacionado con la amabilidad y el respeto.

  • SENSIBILIDAD: Nos enfocamos en nuestra respiración y sensaciones internas. Esto desarrolla nuestra sensibilidad, la capacidad de percibir sensaciones sutiles y no tan evidentes. Esta cualidad es muy importante, ya que el cuerpo nos habla siempre y es un lenguaje sutil, si no somos sensibles no seremos capaces de escuchar nuestras propias necesidades, de localizar nuestros límites y mucho menos las de los demás.

  • RELAJACIÓN: Hoy en dia, más que nunca, necesitamos técnicas y formas de relajación, dado el ritmo de vida rápido que llevamos, la desconexión con la naturaleza, la crisis, la enorme cantidad de información que nos rodea, etc. Al hacer yoga nos focalizamos en el momento presente con la ayuda de nuestra respiración y sensaciones internas, la mente y los pensamientos pasan a un segundo plano, esto ejerce un profundo y poderoso efecto de relajación. Con el trabajo postural también vamos suavizando y movilizando tensiones y bloqueos del cuerpo que hace mucho tiempo que están ahí. Vamos soltando poco a poco desde la capa más superficial a la capa más profunda. La tensión y el estrés crean muchos problemas y enfermedades, necesitamos relajarnos.

  • LUCIDEZ: El enfoque, la sensibilidad y la atención hacia nuestras sensaciones internas, dejando a un lado distracciones y estímulos externos que son ajenos a nosotros, traemos lucidez a nuestra vida.

    Porque necesitamos más mirar hacia dentro y no tanto hacia fuera como estamos acostumbrados, porque muchas de las respuestas que buscamos fuera están en nuestro interior. Conectamos con nuestra verdadera esencia y con nuestra sabiduria interior. En los momentos más íntimos con uno mismo, en el silencio, es donde surge la inspiración. Hay algo muy sabio dentro de cada uno que deberiamos escuchar más a menudo. Tendríamos más coherencia y bienestar.

  • ENDORFINAS: El movimiento y el trabajo estudiado de las posturas, junto con la relajación generan endorfinas, las hormonas del bienestar, nos hacen sentir bien. Al final en todas las sesiones de yoga acabamos en la postura de Savasana, la relajación final, aquí es donde se activa el sistema parasimpático generando las endorfinas y la sensación de placer consiguiente.

  • OXIGENACIÓN: Practicar yoga aumenta nuestra capacidad pulmonar. Durante las sesiones la respiración se hace naturalmente más profunda, larga y tranquila, llega más oxígeno a las células del cuerpo y así se regeneran. El oxígeno es vida, la falta de oxígeno va creando enfermedad. Con las posturas ayudamos a incrementar el caudal de oxígeno que llega a algunas zonas del cuerpo en las que normalmente este flujo está bastante reducido o colapsado, por tensiones, bloqueos, malos hábitos posturales, etc. Nutre todas las células del cuerpo.

  • LIMPIEZA: Limpia la mente de pensamientos y también ayuda a eliminar toxinas del cuerpo. Igual que frecuentemente limpiamos el cuerpo, deberíamos hacer con la mente. Practicar yoga desintoxica cuerpo y mente.

  • CONEXIÓN: Con nuestro interior, con el centro de nuestro ser, hecho de la misma materia que el universo. Somos como antenas andantes, recibiendo frecuencias determinadas, cuanto más limpio está el canal, mejor es la conexión y menos interferencias hay. Conectamos con nuestro interior cuando desconectamos del exterior.

  • DESCANSO: La mente descansa, en las posturas invertidas el corazón descansa, en la relajación todos los músculos descansan.

  • RECARGA: Nos recargamos de energía. El descanso, la oxigenación, el masaje a los órganos internos de las posturas, la relajación y la conexión con nuestra fuente, nuestra esencia, nos recargan. Una sesión de yoga es como enchufar el móvil a la corriente cuando está bajo de bateria, y nosotros somos los móviles. Practicar yoga nos energetiza y nos da vitalidad.

  • SERENIDAD: Nuestras sensaciones nos guian. Actuar acorde a lo que somos y a nuestras sensaciones nos provoca serenidad, nuestra conciencia está tranquila. Cuando no actuas con coherencia contigo mismo, no hay serenidad. Yoga nos ayuda a conectar, nos sensibiliza con nuestras sensaciones y nos invita a actuar dejandote guiar por ellas.

  • CLARIDAD: Cuando separamos lo ajeno de lo realmente importante para nosotros, surge la claridad. Cuando estás relajado y sereno es más fácil ver las cosas con claridad. Cuando limpias las lentes a través de las cuales miras el mundo y a ti mismo, ves con más claridad.

  • CONSTANCIA: La cultivamos, la practicamos y sentimos sus poderosos efectos. Yoga nos invita a ser constantes sin rendirnos ni impacientarnos. Es una cualidad esencial para la vida si tenemos proyectos y objetivos que queremos conseguir.

    Es la fuerza poderosa de la gotita de agua que cae en la piedra, continuamente, acaba erosionando la piedra. Con constancia podemos conseguir cualquier cosa que nos propongamos.

  • DISCIPLINA: Para sentir sus efectos se requiere disciplina, constancia, como para casi todo lo que realmente merece la pena. Siempre nuestro beneficio será directamente proporcional a nuestro esfuerzo, en cualquier área o materia. Practicando yoga desarrollamos disciplina.

  • SALUD: Todos los sistemas del cuerpo se benefician; el respiratorio, el digestivo, el circulatorio, el endocrino, el sistema inmunológico, el sistema nervioso y el sistema reproductor.

  • BIENESTAR: La relajación, la mejora en nuestra salud general, el ocuparnos de nosotros mismos, la actividad en las posturas, etc, nos dan bienestar.

  • TONO MUSCULAR: Tonifica todos los músculos del cuerpo, sin acortarlos o tensarlos y sin aumentar su volumen, como ocurre con la mayoria de los deportes. Utilizamos músculos en las posturas que no solemos usar normalmente. Practica yoga es un buen complemento si realizas cualquier otro deporte.

  • LIGEREZA: Cuando tomamos conciencia de todas las partes del cuerpo y las activamos, nos volvemos más ligeros, el peso no cae muerto hacia abajo, sino que la actividad consciente en las partes del cuerpo las mantiene cargadas de energia.

  • RESISTENCIA: Aumenta la resistencia corporal al mejorar el sistema circulatorio, respiratorio, la concentración y el tono muscular.

  • REAJUSTA, REESTRUCTURA: Tomamos conciencia de cada parte del cuerpo y de la relación que tienen unas partes con otras. Si apoyamos mal la planta de los pies en el suelo, toda nuestra postura se desequilibra y se descompensa. Yoga corrige todos esos desalineamientos y desequilibrios, consiguiendo integridad en la postura. De la relación entre la pelvis y la caja torácica depende la integridad en la postura. La actividad en las manos se refleja en la caja torácica y la actividad en los pies se refleja en la pelvis, por ejemplo. Son las relaciones de unas partes con otras porque aunque nosotros vemos partes separadas, una mano, un brazo, un hombro, etc no son independientes y la actividad en alguna de ellas repercute sobre otras partes, a veces, bastante dificil de imaginar.

    Mejora la postura, endereza la columna y enseña la importancia de la base de la postura. Crea integridad en la postura.

  • LIBERTAD: nos da más movilidad, nos libera. El cuerpo va acumulando con los años bloqueos debido a experiencias fuertes, emociones no expresadas, etc. Yoga trabaja esos bloqueos y ayuda a liberarlos, en un proceso suave y progresivo. Nos libera de tensión corporal, mental y emocional. Desbloquea.

  • APERTURA: Para liberar necesitamos abrir, articulaciones, canales de energia, etc a traves de las posturas. Para que el cuerpo se abra tiene que estar relajado.

  • ALARGA: los músculos y todo lo que pueda ser alargado. En la postura de Adhomukhasvanasana, toda la columna se alarga, creando espacios entre las vértebras. Hay gente que despues de un tiempo haciendo yoga ha llegado a medir algún centímetro más, en serio!

  • ESTIRA: Dependiendo de la postura sentimos estiramiento en ciertas partes del cuerpo. Al estirar llevamos oxígeno a esas partes que se nutren y se liberan.

  • REFUERZA: las zonas o partes más débiles. Con nuestra autoexploración llegamos a conocer bien nuestros puntos fuertes los débiles y podemos poner más énfasis en reforzar aquellas que más lo necesitan.

  • INCREMENTA LA EFICIENCIA CORPORAL: Cuando todas las partes del cuerpo están despiertas, conscientes y hacen su función, el cuerpo trabaja como un conjunto, en unión de todas sus partes, y resulta mucho más eficiente.

  • REJUVENECE: Sobretodo las posturas invertidas, las llaman las reinas del yoga, tienen este efecto porque descansan el corazón, activan la circulación, relajan el sistema nervioso, masajean todos los órganos internos, activan glándulas como la tiroides y dan un descanso al cuerpo de la fuerza de la gravedad. El cuerpo se libera de toxinas y la piel mejora, también el brillo de los ojos, la flexibilidad, el tono muscular, etc nos hacen parecer más joven.

  • REFINA LA ATENCIÓN: Nuestra atención se afina y aumenta nuestra capacidad de percibir, desde lo más evidente a lo más sutil. Mejora perceptiva.

  • ALIVIA: Tensiones, bloqueos, dolores de espalda, de articulaciones, dolores de cabeza, etc.

  • AMPLIFICA: yoga va a amplificar nuestra actitud e intención con la que practicamos, si practicamos con sensibilidad y apertura, desarrollaremos más sensibilidad y apertura, pero si nuestra actitud es violenta e insensible y nuestra intención es llegar a hacer la postura perfecta si o si, habrá lesión y más tensión en nuestro cuerpo. Cuidado con esto.

  • MEJORA LA MOVILIDAD: Al incrementar la fuerza, flexibilidad, conciencia y unión de las partes del cuerpo, nuestra capacidad de movimiento mejora notablemente con el tiempo y la práctica.

  • PERSEVERANCIA: Yoga nos invita a perseverar sin dejarnos llevar por excusas mentales.

  • CONCIENCIA CORPORAL: A veces cosas muy obvias se nos pasan por alto. Muchas veces en clase, en la postura de Hastabalasana, les digo a mis alumnos que estiren los brazos, al tener la frente en el suelo no están mirando sus brazos y creen que los tienen estirados, pero no es así. En yoga sentimos nuestro cuerpo y todas y cada una de sus partes con atención y conciencia. Esto nos da la oportunidad de sentir la tensión alojada en alguna parte en concreto y una vez localizada podemos empezar a soltarla, antes no.

  • ECUANIMIDAD: Es la capacidad de observar sin reaccionar, sin juzgar, es una actitud equilibrada y constante. Nos mantenemos imparciales e imperturbables ante lo agradable y lo desagradable. No confundir con frialdad, desinterés o falta de sensibilidad. La ecuanimidad surge al asumir conscientemente lo inevitable sin que el ánimo se perturbe. Proviene de entender la ley de la impermanencia, todo cambia, nada permanece. Esta verdad ayuda a mantenerse tranquilo aun en las circunstáncias más dificiles. Es sinónimo de aplomo.

  • CONFIANZA: En la vida, en el universo, en uno mismo. En que todo tiene un sentido y un porqué aunque no esté al alcance de nuestro entendimiento. Confianza en uno mismo y en su esencia, en que somos perfectos así ya, tal y como somos, sólo necesitamos soltar toda esa tensión que no deja que nuestra verdadera naturaleza se manifieste. En yoga somos como diamantes en bruto en proceso de pulir. No necesitamos añadir nada a lo que ya somos, sólo soltar lo que nos sobra, soltar toda la tensión y los bloqueos.

  • PRESENCIA: Se da cuando uno vive en el momento presente, en el ahora, no en el pasado, no en el futuro. La mente constantemente nos lleva hacia el pasado o hacia el futuro, es una máquina del tiempo... Cuando le quitamos protagonismo a la mente y focalizamos en las sensaciones corporales estamos viviendo el momento presente.

  • ALIMENTO ESPIRITUAL: En mi caso particular, el yoga que yo practico y enseño está libre de dogmas y rituales. Entiendo la espiritualidad como la conexión profunda con tu centro, con lo que cada uno es. Y esa conexión es puro alimento para el espíritu.

  • AUTOCONOCIMIENTO: Hay muchas maneras de conseguir esto, una de ellas es viajar, otra hacer yoga. Exploramos nuestros límites y la disponibilidad de nuestro cuerpo en cada momento. Buscamos el desafío, salimos de nuestra zona de confort sin sobrepasar nuestros límites para no hacernos daño.

  • AUTOACEPTACIÓN: Honramos la sabiduria del cuerpo e insistimos en ser sensibles para percibir las señales del cuerpo que nos guian. Aceptamos nuestros límites, sean los que sean, cambiantes en cada momento. Siempre partimos de ahi y despues todo lo demás. Cultivamos la autoexploración y la autoaceptación, el amor a uno mismo.

  • DESCUBRE NUESTRO POTENCIAL LATENTE: Nos ayuda a descubrir todo nuestro potencial con seguridad, en un proceso suave y progresivo.

  • INTERIORIZACIÓN DE LA CONCIENCIA: Nos acostumbramos a mirar un poco más hacia dentro, allí donde se encuentran nuestros mayores tesoros y verdades. Normalmente no nos enseñan a mirar hacia dentro, todo lo contrario. La interiorización nos da poder personal.

 

Y seguro que me dejo muchos más... Os invito a experimentarlo por vosotros mismos. Puntualizar que hay muchos tipos de yoga, tantos como profesores lo enseñan, habrá algunos con los que conectaremos y otros con los que no. Simplemente es cuestión de probar hasta encontrar el tipo de yoga y profesor que nos inspire y resuene con nosotros.

 

ALIMENTACION INTELIGENTE, BÁSICO PARA UNA BUENA SALUD

 

Algunos alimentos potencian nuestra energia y nos equilibran, y otros nos roban energia y nos debilitan.

 

Al igual que existe la inteligencia emocional, la inteligencia social, la inteligencia financiera, etc, yo añadiria la inteligencia alimentaria, es decir, debemos estar informados sobre algo tan básico y que nos afecta tan directamente como la alimentacion. Esto es una capacidad que se estudia, se practica y se desarrolla al igual que todas las demás inteligencias.

 

Esta es una visión originaria de Japón, basada en el principio único universal del yin y el yang.

 

Debemos saber que cada alimento tiene un tipo de energia y nos afectan de diferente manera. Si tomamos cerveza o vino, o si tomamos un café, notaremos en seguida los efectos en nuestro cuerpo, en la mente y en nuestras emociones, verdad?

No todos los alimentos tienen un efecto tan evidente como estos pero lo tienen y es importante conocerlos para poder elegir bien en cada momento lo que nos conviene y lo que no, según nuestro estado, nuestras circunstancias, nuestro estilo de vida, etc.

 

Hay algunos alimentos que tienen una energia muy evidente o extrema, como el café, y por eso nos resulta más facil identificarlos, y otros que son más equilibrados, como los cereales integrales.

 

Distinguimos así dos grandes grupos, los más extremos y los más equilibrados. Si tomamos alimentos extremos, estaremos creando desequilibrio en el cuerpo y éste necesitará más trabajo y esfuerzo para equilibrarse, el cuerpo siempre buscará el equilibrio. Los efectos son a nivel físico, mental y emocional.

 

En cambio, si nos alimentamos con los del grupo con energia más equilibrada, eso es lo que conseguiremos, más equilibrio, en esos tres planos, físico, mental y emocional. Nuestro cuerpo no se desgastará tanto para conseguir el equilibrio y funcionará mucho mejor, el cuerpo esto lo agradece.

 

TABLA DE LA ENERGIA DE LOS ALIMENTOS:

 

EXTREMO YIN: vibración y efecto rápido, volátil, superficial, enfria, disipa, desintegra, expande, abre...

 

        • Alcohol, bebidas gaseosas azucaradas, café, té, estimulantes

        • Azúcar (blanco, moreno, de caña, miel, sirope de arce, helados, chocolate, fructosa...)

        • Lácteos blandos (leche de soja, mantequilla, nata, leche, quesos blandos, yogur, kéfir...)

        • Hierbas aromáticas y especias (ajo, curry, pimienta negra, mostaza, etc)

        • Frutas tropicales o locales muy expansivas (plátano, piña, mango, aguacate, coco, papaya, pomelos, ciruelas, higos, dátiles, etc)

        • Verduras solanáceas y otras muy expansivas (pimientos, tomates, berenjenas, patatas, espinacas, acelgas, champiñones, etc)

ENERGIA MODERADA: equilibrio

 

      • Endulzantes naturales (melaza de cebada y maiz, miel de arroz, concentrado de frutas naturales, amasake)

      • Frutas secas, sin fosfatos (pasas, albaricoques, orejones)

      • Fruta fresca local y de estación (manzanas, peras, melocotones, albaricoques, nísperos, cerezas, fresas, sandía, melón)

      • Semillas y frutos secos (sésamo, girasol, calabaza, almendras, nueces, cacahuetes)

      • Verduras locales y de estación

      • Verduras del mar (algas)

      • Legumbres y proteínas vegetales (lentejas, garbanzos, pintas, azukis, alubias, seitan, tempeh, tofu)

      • Cereales integrales y pasta integral

      • Pescado y marisco

EXTREMO YANG: vibración y efecto lento, profundo, de tensar, cerrar, acumular, interior, calienta...

 

      • Aves

      • Carnes rojas y grasas saturadas

      • Quesos secos y salados

      • Huevos, embutidos, pizzas, horneados

      • Condimentos salados (sal, miso, salsa de soja, tamari, umeboshi, etc)

 

Tabla extraída del libro de Montse Bradford “Alquimia en la cocina”. Tiene otros más, y este otro más básico “La nueva cocina energética” por el que recomendaria empezar.

 

Breve comentario sobre algunos de estos alimentos que dañan nuestra salud y es mejor evitar:

 

  • Azucar (sacarosa): sintetizado químicamente, nos roba literalmente minerales de nuestro cuerpo, como el calcio, por ejemplo, de ahí que produzca caries. Profundizaremos en otra charla sobre ello.

    Además crea adicción, inestabilidad emocional e hiperactividad. Los más afectados, los niños, tristemente.

    Se puede sustituir perfectamente por miel de arroz.

  • Carne: Si no puedes o no quieres evitarla, mejor de vez en cuando y ecológica, de calidad... la carne al igual que la leche que provienen de animales criados de manera industrial están cargados de hormonas, antibióticos, etc además comprándola estás contribuyendo y aceptando esa manera de tratar a seres vivos como si fueran cosas inanimadas, sin unos mínimos de respeto hacia la vida de esos animales, que sufren.

    Las personas tenemos un intestino muy largo y quedan restos en el que no son evacuados, donde se pudren creando toxinas que pasan al torrente sanguineo.

    Además estriñe al no tener fibra y acidifica mucho la sangre.

    Crea además un carácter tenso y agresivo.

    Se puede sustituir por legumbres mezcladas con cereal, pescado, frutos secos,etc.

    También trataremos en más profundidad sobre el tema de la carne en otra ocasión.

  • Frutas tropicales: piña, plátano, mango, kiwi, etc, son propias de climas tropicales y allí está bien tomarlas porque hace calor, la naturaleza es sabia... Aquí donde tenemos un clima cálido pero no es tropical, este tipo de alimentos enfrían mucho, dispersan la mente y el calor corporal.

    Sustituir por frutas locales y de estación.

  • Verduras solanáceas: tomates, patatas, pimientos, berenjenas. En inglés las llaman las nightshades (sombras de la noche) porque crecen de noche. También son solanáceas el tabaco, la mandrágora, la belladona y muchas más.

    Contienen alcaloides, y en las verduras solanáceas hay un tipo de alcaloide llamado solanina, en pequeñas cantidades pero que no se destruyen ni con la cocción ni en la digestión por lo que se acumula en el cuerpo, ocasionando transtornos como artritis, artritis reumatoide, arteriosclerosis, cálculos renales, bronquitis crónica, osteoporosis, hipertensión, etc.

    Dedicaremos otro dia a hablar sobre esto.

    Personas convalecientes, con poca salud, deberian restringir su consumo, las demás personas, consumirlas con mucha moderación y en verano.

 

Una última recomendación..... leer bien las etiquetas de todos los productos que consumamos antes de comprarlos, nos sorprenderemos con ingredientes que no imaginabámos que pudieran estar ahí.

 

Y una regla de oro “ Cuanto más natural y menos procesado el alimento, mejor”

 

Gracias a todas las personas que asistieron a esta charla el pasado 8 de abril en el centro Espai Blanc, Valencia.

 

Cristina Cubedo

 

 

Visto 2342 veces Modificado por última vez en Viernes, 19 Diciembre 2014 15:51
Valora este artículo
(2 votos)