¡Atención! Este sitio usa cookies para facilitar su navegación.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Compota de Manzana

01 Diciembre

La compota de manzana, pera o fruta de temporada es lo más delicioso y fácil de hacer. Para desayunar o merendar encima de una rebanada de un buen pan de calidad, para mezclar con la crema de arroz del desayuno o simplemente para comerla sóla a media tarde o cuando te apetezca un dulce sano.

Haz una buena olla de compota y tendrás para unos cuantos dias bien guardada en la nevera.

La receta es así de simple:

Coge unas cuantas piezas de la fruta que te apetezca, con manzana es increíble. Si la fruta es ecológica no la peles, sólo lávala bien y córtala a trocitos no muy pequeños o rodajitas finas. Si no es ecológica te recomiendo que la peles, ya que casi todos los químicos están en la piel.

Añade a la olla una pizca de sal, esto realzará su sabor dulce.

Lo ponemos a fuego fuerte unos momentos, cuando empiece a hervir bajamos el fuego al mínimo y lo dejamos tapado unos 20 minutos o más, lo suficiente para que la fruta haya soltado todo su jugo y esté muy blandita. Se puede cocinar más o menos según gustos. Durante ese tiempo removemos de vez en cuando.

Si te gusta una textura más fina también se puede triturar una vez hecha.

Se le puede añadir canela, jengibre, vainilla... aunque sóla está realmente buena.

Cuando hace frío sabemos que la fruta enfría mucho el cuerpo, porque tiene una energía muy yin. Una forma de comer fruta en invierno es cocinándola, el fuego y la sal la equilibran para así no tener ese efecto de enfriamiento y dispersión que caracteriza a todas las frutas, especialmente las tropicales.

Visto 1240 veces Modificado por última vez en Lunes, 01 Diciembre 2014 12:00
Valora este artículo
(1 Voto)