¡Atención! Este sitio usa cookies para facilitar su navegación.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Beber Agua de Mar

17 Octubre
Cuando hablamos de suero, solemos pensar en el que usamos para relajarnos los ojos o limpiarnos la nariz u oído. En esta entrevista con Francisco Martín, autor del libro Beber agua de mar (Obelisco Ediciones), vamos a recordar que, además de las aplicaciones caseras, también se usa en los hospitales; y en ambos casos, podemos usar con ventaja el suero hecho con agua de mar. Martín estará dando una charla en BioCultura Madrid. El viernes, 15 de noviembre. La cita es a las 16h en la Sala:N110.


-Francisco, ¿cómo es posible que podamos inyectarnos un suero hecho con agua de mar, aunque sea diluida?
-Es sorprendente pero es algo que se conoce desde hace un siglo. En Francia, la Seguridad Social la recetó hasta 1982, bebida o inyectada. Empezó René Quinton desangrando totalmente perros e inyectándoles agua de mar. Vio que no sólo no se morían sino que, al restablecerse de la intervención, estaban mejor que antes. El vademécum francés decía: "Es posible reemplazar la masa sanguínea de un animal (...) sin problemas para el organismo". Luego lo aplicaron a personas y tuvieron éxito especialmente tratando la deshidratación producida por el cólera, que entonces mataba a muchos niños en Francia.

-¿Cómo es que no se conoce o aplica más?
-Actualmente está creciendo bastante este conocimiento porque se está hablando mucho sobre el tema en todos los medios. También se está usando más porque en España y otros países se empieza a vender agua de mar envasada a precios módicos. Y en algunos países ya se venden bebidas hechas a base de agua de mar o parcialmente desalinizadas. Para alguien de interior, poder pagar 2 € el litro y tener el agua de mar en la tienda al lado de su casa… es un regalo del cielo.

BASE CIENTÍFICA
-¿Qué base científica tiene?

-Quinton estudió Biología y realizó observaciones que le llevaron a la conclusión de que la primera célula viva nació en el mar, y que todavía nuestras células viven bañadas por un líquido como el mar (pero diluido). Y lo demostró con sus experimentos con perros y glóbulos blancos que sobrevivían únicamente en agua de mar diluida.  Esto lo reconocía el vademécum médico francés diciendo que "el agua de mar isotónica es idéntica física, química y fisiológicamente a nuestro medio interno, el que permite la vida en las mejores condiciones a células aisladas (...) y fragmentos de tejido". Y recientemente se descubrió que nuestras células no se tocan las unas con las otras, sino que están todas rodeadas de este líquido, lo que hace que tenerlo limpio o sucio favorezca o dificulte el funcionamiento de cada una de las células del cuerpo y, como consecuencia, el bienestar general. Esto que inicialmente parece todo beneficios, veremos luego que puede tener sus riesgos.

-¿Cuál sería su aplicación médica, la misma que el suero convencional?
-Aparentemente, dada la similitud del suero marino (hecho con agua de mar) con el líquido entre las células, podríamos decir que su aplicación médica es sencilla. Solo estamos introduciendo en el cuerpo el mismo líquido que baña las células, pero limpio. Aparentemente todo deberían ser ventajas porque todas las células del cuerpo empiezan a funcionar mejor, el enfermo se siente mejor desde la primera gota que recibe. Lo que ocurre es que una de las funciones del cuerpo es repararse, recuperarse, que es lo que va a empezar a hacer ahora que vuelve a funcionar normalmente. Pero hay muchos síntomas de esta recuperación que equivocadamente llamamos "enfermedades" y tratamos de eliminar. Los higienistas o naturistas ya nos advertían de las crisis depurativas o de desintoxicación, con su fiebre, inflamaciones, picores, o dolores que no había que combatir. O Haruchika Noguchi, inventor del Seitai, que también nos advertía de las reacciones que se pueden producir cuando el cuerpo empieza a curarse. El Dr. Hamer nos da unas indicaciones muy precisas de qué síntomas son de curación y cuáles no, y que es preciso controlar para que la recuperación no sea demasiado intensa (por ejemplo, no sea que el enfermo se ahogue por una bronquitis en su recuperación). En estos casos debe tomar algún medicamento o sustancia excitante (café, té,...) para que la recuperación sea menos intensa y más larga pero llevadera. Es decir, el suero marino es un remedio más potente que el suero convencional, pero, por ello, es necesario aplicarlo comprendiendo mejor el estado del paciente y sus reacciones. Es como manejar un cuchillo muy afilado: podemos cortar más rápido y mejor, pero debemos hacerlo con más cuidado y comprensión de lo que cortamos.

LAS HEMORRAGIAS
-¿Y para hemorragias, como sustituto de la sangre?

-Hay aplicaciones en las que el suero marino es siempre ideal, sin tener que calcular las posibles reacciones de curación. Una de ellas es en las hemorragias como sustituto del suero sanguíneo. En este caso el suero marino tiene varias ventajas: no hay problemas de incompatibilidad entre donante y receptor, no hay riesgo de contaminación y es más fácil y económico disponer de suero marino en gran cantidad. Otra aplicación ideal es en casos de envenenamiento. O para enfermos terminales, que como mínimo les mejora su estado general, su estado de ánimo; aunque para estos casos no es tan necesario el uso del suero marino (inyectado), y se le puede administrar por otros medios (bebida, en compresas, etc.)

-Pero el suero marino que venden en las farmacias, sólo está reconocido como “complemento alimenticio”. ¿Puede, aún así, inyectarse legalmente?
-En la Unión Europea, el suero marino no está reconocido actualmente como medicamento. Sin embargo, hay muchos médicos que lo utilizan para curar todas las hernias discales (no operadas) con inyecciones subcutáneas. Para ello utilizan el suero de la marca Quinton, que están elaborados con calidad farmacológica.
Su aplicación en otros casos es algo que podemos solicitar al médico responsable. En otros países hay más libertad en la práctica médica y el médico puede usarlo si lo cree conveniente.

LAS VENTAJAS
-¿Qué ventajas tiene el suero marino sobre el convencional?

-Desde la época de Quinton se han hecho experimentos que siempre han demostrado que el suero marino da mejores resultados que el convencional (suero salino isotónico). Esto es porque nuestro cuerpo, para funcionar bien, necesita mantenerse en equilibrio entre la acidez y alcalinidad. (Se mide con el pH, siendo 1 si es algo muy ácido, 14 muy alcalino y 7 si es neutro). Cuando estamos sanos tenemos un pH de 7,2. Cuanto más nos apartamos de ese valor, más enfermos estamos; y si nuestro pH baja de 7 o sube de 7,8; todas las células del cuerpo se mueren. El cuerpo sabe cómo recuperar el equilibrio del pH si por cualquier motivo lo pierde. El suero convencional es ácido (pH de 5,5), mientras que el marino es neutro (pH de 7,2), con lo que si nos inyectamos suero ácido cuando estamos enfermos (que normalmente tenemos el cuerpo ácido), pues todavía damos más trabajo al cuerpo que ya tiene suficiente en intentar recuperarse. Por ello los enfermos se recuperan antes con suero marino.

-¿Son entonces perjudiciales los alimentos ácidos?
-No hay una relación directa entre beber o comer cosas ácidas y que nos acidifique el cuerpo, porque lo que tomamos se transforma al pasar por el estómago e intestinos. Pero es diferente cuando nos inyectamos un suero, porque va directo a bañar nuestras células.

-¿Cómo hacemos el suero marino para usar en casa?
-Mezclando un vaso de agua de mar con tres vasos de agua normal. Además, si al suero marino le añadimos unas gotas de limón, tenemos la mejor bebida isotónica.

Santi Alburquerque 
Asociación Vida Sana
Más información en la web de Francisco Martín (martin13.com) y en la del vademécum médico español (vademecum.es). En ésta, buscar un suero, pulsar sobre el enlace al final de la página que aparece y luego seleccionar la solapa 'Ficha completa' o 'Prospecto')
Visto 2347 veces Modificado por última vez en Martes, 12 Noviembre 2013 18:02
Valora este artículo
(1 Voto)