¡Atención! Este sitio usa cookies para facilitar su navegación.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Reflexiones del Dr. Martín Macedo

16 Enero

Empezamos hoy una serie de interesantísimas reflexiones, reproducidas literalmente, de autoría del Dr. Martín Macedo.

El Dr. Martín Macedo nació en Montevideo, Uruguay, en 1964. Es médico y experto en nutrición macrobiótica. Os dejo aquí un link hacia su web, donde explica un poco más su historia y quien es.

Me parecen muy acertados sus escritos, por lo que he decidido plasmarlos aquí, en el blog de tpbio. Es una suerte contar con toda esta información que nos brinda generosamente, así que vamos a aprovecharla.

Antes que nada quiero agradecerle su dedicación y su guía, ya que gracias a él y otr@s como él tenemos acceso a este tipo de información poderosa.

Suele publicar reflexiones cortas, contundentes y con bastante frecuencia. Vamos a ver la reflexión de hoy:

 

Reflexión del día 16/1/17

Como sabiamente ha dicho Enric Corbera, en el orden biológico los padres deben cuidar a los hijos mientras son pequeños y frágiles y se van adaptando a los rigores de la vida.

Es bio-lógico que los padres cuiden a los pequeños. Pero no es bio-lógico que los hijos cuiden a los padres.

Cuando los padres se vuelven como niños pequeños que deben ser cuidados por sus hijos se crea un conflicto bio-lógico.

Un poderoso conflicto emocional que puede crear enfermedad y dolor.

Y los hijos que están con la gran responsabilidad de criar a sus propios hijos, deben además asumir la pesada carga de cuidar a sus padres.

Cuando las personas quiebran el orden bio-fisiológico, y no cuidan su salud ni sus hábitos es inevitable que se debiliten con el paso del tiempo al punto de no poder valerse por si mismos.

La senilidad no es causada por el paso de los años sino por la irresponsable forma de vida que se practica durante muchas décadas.

Si alguien desayuna leche de vaca con café, azúcar y pan blanco con mantequilla durante 70 u 80 años es inevitable que tenga un profundo deterioro físico y mental.

Y los ingresan en casas de salud donde les siguen dando ese desayuno nada bio-lógico.

En esas instituciones que cuidan ancianos nos les interesa otra cosa que tenerlos contentos para que sigan pagando sus costosos servicios y por eso les dan lo que ellos han comido todas sus vidas como si fuera un hotel con media pensión.

Y si se ofrece alimentos naturales a los ancianos con múltiples patologías crónicas muchos los rechazarán categóricamente porque no les interesa vivir “tanto”.

---------------------------------------------------------

Reflexión del día 16/1/17 publicada en la página de facebook de Martín Macedo.

Gracias.

Visto 480 veces Modificado por última vez en Lunes, 16 Enero 2017 19:56
Valora este artículo
(0 votos)