¡Atención! Este sitio usa cookies para facilitar su navegación.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Abreviar la cena, prolongar la vida

04 Febrero

Abreviar la cena: prolongar la vida.
Benjamin Franklin

¿Cuántas veces hemos oído que cenar como un mendigo nos mantendrá jóvenes, vitales, descansaremos más, tendremos más lucidez y energía durante el día?

¿Cuántas veces has intentado cenar poco, temprano o incluso no cenar? y siiii!!! funciona…es lo que escucho habitualmente en consulta, cuando lo hago, me levanto con más energía, más descansad@, pero claro, no puedo mantenerlo, los niños, el trabajo, llego tarde a casa, es que me entra un hambre…y finalmente caigo rendid@ a la cena tarde, aunque sana.

Veamos algunos tipos de cena
(Seguro que hay muchos más):



Cena fácil: Productos preparados y/o congelados a la plancha, tipo pavo, hamburguesa y ensalada tipo abrir bolsa y aderezar.

Cena copiosa: Fritos, sopa, croquetas, pizza, pasta con salsas, queso, carnes, vino, postre, pan, ensaladas con aderezos.

Cena “natural”: Pescado fresco a la plancha, o pechuguita con ensalada.

Cena de régimen: un yogurt y una fruta.

Independientemente del tipo de cena (excepto la de régimen), hay quienes la acompañan de una copa de vino o cerveza; incluso algún licor más fuerte para relajar. También hay quienes se decantan por un trocito de chocolate “negro”.

¿Que estamos consumiendo habitualmente para cenar?.

 

En primer lugar revisemos el tipo de energía:

Cuando hablamos de “a la plancha” suena muy ligerito, así que vamos a analizarlo:

* A la plancha, se trata de un método de cocción rápido a fuego medio – alto; el calor seco hace que los alimentos se vuelvan más caloríficos al no usar agua. El alimento se cuece en su propio jugo, sin embargo la humedad se reduce, produciendo un tipo de energía rápida y activa. Para irnos a la cama, lo ideal sería un estilo de cocción que nos relaje, como una sopa de verduras dulces, verduras al vapor etc. y no algo que nos active.

Pescado fresco y pechuguita ¿a que te suena?

* El Pescado, la pechugita, el jamón, la ternera etc…: son alimentos que poseen una energía contractiva, generando tensión en el cuerpo. ¿Justo antes de dormir?

 

En segundo lugar las características excitantes de algunos ingredientes:

* Aderezos que incluyen azúcar y conservantes: Tanto el azúcar como los conservantes, desestabilizan el sistema nervioso y nos alteran. (Fíjate en los ingredientes de las olivas, el vinagre, y salsas preparadas)

* Chocolate: Ya sea que te tomes el chocolate “negro” con azúcar o con edulcorantes artificiales, estamos hablando de un excitante.

*  Fruta y yogurt , hablamos de fructosa (fruta) y azúcar o edulcorantes (yogurt).

Comer mucho es una actividad que “relaja” aparentemente (por lo menos en el corto plazo). Sin embargo, al comer alimentos que activan, que causan tensión interior y además algunos otros que te excitan, todo esto, justo antes de irte a la cama. La pregunta es: ¿Cómo conciliar el sueño? Es un trabajo bastante difícil para tu cuerpo. No es extraña la cantidad de personas que hoy en día no pueden dormir sin pastillas que induzcan el sueño.

Además, si cenas y te vas a la cama, no podrás relajarte porque tu cuerpo está trabajando haciendo la digestión, así que ya lo sabes. Ahora veamos:

¿Qué podríamos hacer?

 

Lo ideal para la cena:

Cenar 3 horas antes de irse a la cama
Elige alimentos con una energía centrada, fáciles de digerir y que induzcan a relajar. (Por ejemplo las verduras dulces, como zanahoria, cebolla, calabaza, col blanca etc., cereal integral.) Dando prioridad a las verduras.
Evita cualquier excitante como chocolate, café, té, alcohol
Evita productos animales que generan tensión (carne, huevos)
Evita estilos de cocción que generen tensión como preparaciones al horno, frituras, en olla a presión etc.
Elige estilos de cocción que relajen como cocciones al vapor, escaldados, estofados, nishime, sopas, cremas.
Evita las legumbres en la noche si no las digieres bien. ¿Has probado el tempeh? ¿El seitán? son buenas alternativas (recuerda poca cantidad) en la noche da prioridad a las verduras.
Si te entra hambre antes de ir a dormir, mientras tu cuerpo se habitúa, prueba tomar un té de manzana con kuzu para relajar. Sienta de maravilla.

Y si te es imposible cenar 3 horas antes de ir a la cama:

Haz lo mejor que puedas, come menos cantidad, da prioridad a las verduras, si tienes poco tiempo, prueba escaldar, incluso saltear las verduras, y recuerda el té de kuzu con manzana.

Toma nota, te dejo la receta:

Té de Manzana y Kuzukuzu con manzana calentito

El Kuzu entre otras propiedades, ayuda a neutralizar la acidez estomacal y a relajar el sistema nervioso y los músculos tensos.

Ingredientes:
1 taza de zumo de manzana natural
1 cucharadita de Kuzu
Agua fría (3 cucharadas aprox.)

Preparación:
En una olla pequeña disuelve completamente el kuzu en el agua fría. Añade el zumo de manzana y cocina a fuego medio, revolviendo constantemente con una cuchara de madera. Cuando comience a hervir, baja el fuego al mínimo, continúa revolviendo unos minutos más hasta que la mezcla espese  y se vuelve más transparente. Retira del fuego.

¡Bébelo calientito y disfrútalo!


Liliana Pallares Montaño

Liliana, colaboradora del blogConsultora Macrobiótica y profesora de cocina.
Profesora de yoga dinámico.
Reikista 2º nivel.
Hipnóloga.
Terapeuta Collage unificador.
Socia Fundadora de ASOECUN, Asociación Española de Collage Unificador.
Licenciada en Administraciónn de empresas, especialista en Marketing.
Master en Gestión Cultural.

 

Visto 1611 veces Modificado por última vez en Jueves, 05 Febrero 2015 11:29
Valora este artículo
(5 votos)