¡Atención! Este sitio usa cookies para facilitar su navegación.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto

Plata Coloidal para Infecciones

09 Noviembre

Hay muchas opiniones encontradas sobre este producto, tiene tantos detractores como defensores. A continuación retransmitimos literal un artículo de la conocida revista CuerpoMente.

Se le atribuyen muchos efectos, pero el más comprobado es el bactericida.

La plata coloidal es una suspensión de plata metálica no iónica con micropartículas agrupadas en micelas. Su uso como bactericida alimentario, humano y veterinario se remonta a principios del siglo XX, pero muchas de las preparaciones han permanecido en el mercado sin una comprobación científica actual y basadas en una utilización empírica.

 

Gran bactericida

En la actualidad, la plata coloidal se recomienda como potente bactericida, tanto por vía interna como externa. Esta acción es cierta y comprobada, ya que las partículas de plata pueden inhibir ciertos procesos enzimáticos de microorganismos como virus, hongos y bacterias, especialmente por vía externa. Son conocidas las pomadas de sulfadiazina de plata para tratar quemaduras y evitar su infección.

 

Otras indicaciones

Sin embargo, la plata coloidal se ha indicado para tantas cosas que a veces evoca más los anuncios de un crecepelo que de un producto de salud. Por vía interna se recomienda en las infecciones por cándidas, para evitar antibióticos en las bronquitis, neumonía, infecciones intestinales, cistitis, otitis, fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, sida, ántrax, tuberculosis… y en suma como un prolongador de la vida. Por vía externa se postula en el tratamiento de cortes, quemaduras, verrugas, eccema, picores, acné o picaduras de insectos.

La lista no se acaba aquí. Se aconseja también como spray higienizador para la casa, para usar en los animales de compañía, e incluso para aplicar en el jardín y prevenir plagas como el pulgón.


Efectos secundarios

Los productos de plata coloidal la contienen en proporción minúscula, y pocas veces pueden producir efectos secundarios, a menos que se usen en grandes cantidades. Ahora bien, en estos casos puede causar argiria (decoloración azulada de la piel, encías y uñas), convulsiones, problemas neurológicos, fallo renal, indigestión, dolor de cabeza, fatiga o irritación de la piel.

Además, debido al componente metálico, puede tener interacciones medicamentosas con otros fármacos como la penicilamina, tetraciclinas, tiroxina, quinolonas… Existen dudas razonables (según estudios realizados en la universidad de Veracruz) de que la plata coloidal, recomendada a veces como inmunoestimulante y tratamiento preventivo del cáncer, no sea en realidad un inhibidor de las defensas y pueda provocar cáncer a medio o largo plazo.

 

Precauciones

Expuesto todo esto, pocas ganas quedarán al lector de tomar plata coloidal. Si aun así desea tomarla, ya que hay que afirmar que no es tóxica en absoluto, deberá tener en cuenta que no ha de tomarse durante periodos prolongados de tiempo, ni administrarse a niños o mujeres embarazadas, y menos como tratamiento complementario en casos de cáncer o enfermedad renal aguda.

Dr. Josep Lluís Berdonces

 

Fuente: http://www.cuerpomente.es/aliado.jsp?ID=28224

 

Cómpralo aquí..

Visto 1218 veces Modificado por última vez en Viernes, 14 Noviembre 2014 20:34
Valora este artículo
(1 Voto)